Consejos

Consejos para probar calzado infantil y acertar!

zapatos de niño

Nuestros niños no suelen ser muy fans de ir de tiendas, sobre todo cuando tú tienes que ir de compras si o sí. Y si a esto le sumamos que se tienen que probar alguna prenda o calzado infantil entonces puede ser considerado deporte de riesgo. Una buena elección del calzado de tu hijo es primordial. Por lo que acertar con la talla es super importante. Te vamos a contar como probar un zapato de niño.

Los huesos de los pies crecen hasta los 14-16 años de vida antes de osificarse completamente, y durante este proceso es muy perjudicial que se lleve un zapato apretado. Los niños no suelen quejarse de que les aprieta el zapato, porque tienen unos pies muy flexibles que se van adaptando. A menos que tu hijo se queje de que le duele los pies, es posible que no te des cuenta de cuándo es el momento ideal de comprar un par de zapatos nuevos.

Lo mejor es revisar periódicamente los zapatos de tus hijos para asegurarse de que el calzado que lleva puesto es el adecuado para ellos. Al comprar unos zapatos infantiles, éstos deben quedar holgados, refiriéndonos a holgados aproximadamente entre medio centímetro y un centímetro, aunque veremos que según la edad, la etapa de crecimiento y el tipo de zapato, esta holgura va a cambiar. Ahora te vamos a dar unos consejos a tener en cuenta a la hora de probar el zapato o zapatilla a tu peque en la zapatería.

Nuestros consejos para probar los zapatos de los niños

  • Cuando sus hijos usan los zapatos sus pies están completamente extendidos. Por eso debe haber un poco de espacio entre el borde del dedo del pie la puntera del zapato del niño.  Lo ideal es aproximadamente algo más de medio centímetro.
  • Igualmente puedes comprobar esta holgura, haciendo que el niño adelante su pie todo lo posible. Ahora probamos y si podemos meter un dedo entre su talón y el del zapato de niño, y si podemos hacerlo lo tenemos!
  • Prueba en la  zapatería infantil el par completo. Resulta de lo más habitual tener un pie mayor que otro y esto te evitará sorpresas y molestias.
  • Ante la duda mide el pie. Bien sea con un medidor o con la silueta en papel del pie. Pero recuerda que esto solamente te va ayudar a resolver el largo, el ancho de tu pie sólo se comprueba probando el calzado.
  • Sin pasarse de de previsores! Un zapato de niño grande es tan perjudicial como uno que le quede pequeño. La excesiva holgura puede hacer que el niño fuerce la postura, tenga rozaduras y hasta puede que le haga tropezar con mayor facilidad.
  • No compres el zapato demasiado justo. Su pie es muy sensible y puede acarrear molestias tanto óseas como a nivel de piel y uñas.

Por supuesto ni que decir tiene que un zapato de un buen material y con la horma correcta es fundamental.  Cada edad tiene unas necesidades por ello existen líneas de zapato infantil para cada edad desde preandantes a adolescentes.

Recuerda que en nuestra tienda estaremos encantados de asesorarte en el momento de tu compra. Y si nos visitas desde nuestra tienda online igualmente consúltanos lo que necesites!  Trabajamos con las primeras marcas como Pablosky, Biomecanics, Conguitos … para que cada paso de tu peque sea seguro.

 

 

Posts Relacionados

Deja un comentario