Consejos

Pies y zapatos de niños.

zapatos infantiles biomecanics

¿Sabes que tenemos 26 huesos en cada pie? En los niños, estos huesos son muy delicados y los pies tienden a adoptar la posición de los zapatos del niño. Los pequeños no suelen quejarse de que su calzado es muy pequeño porque sus sentidos no están tan desarrollados como los de niños de más edad y adultos. Por lo tanto, es importante tener esto en cuenta a la hora de comprar zapatos de niños.

Cuando el bebé da los primeros pasos, se convierte en un gran momento para los padres y sin duda, también es un logro para el niño. Como padre/madre, debes resistir la tentación de salir corriendo a comprar el primer par de zapatos de niños. Los pies de los bebés son planos y en esta etapa, aún están diseñados para funcionar descalzos. No se debe obligar a un niño a caminar antes de tiempo. Lo harán cuando estén listos y la edad varía mucho entre bebés, los primeros pasos se producen entre 10 y 18 meses, sin embargo, incluso si lo hacen después de esta edad, no significa necesariamente que algo vaya mal. Lo ideal es usar un calzado que no presione y moldee el pie del bebé al menos es sus primeros días de vida. Estos zapatos se denomina para preandantes.

El material del calzado infantil no es importante. Falso.

Los zapatos de plástico provocan una sudoración excesiva del pie del niño, con lo que debemos evitarlos ya que provoca hongos y un malestar en el pie, pero actualmente algunas zapatillas deportivas poseen tejidos que dejan transpirar el pie perfectamente, incluso mejor que la piel. Las zapatillas o zapatos deportivos por lo general son blandas y dejan al pie libertad de movimiento con lo que resultan saludables; lo que no hay que hacer es siempre poner las mismas, ya que los zapatos necesitan ventilarse. Trabajamos con marcas como Biomecanics, Pablosky o Titanitos que usan la última tecnología para desarrollar sus zapatos para niños.

El desgaste del zapato infantil es normal en la suela si se hace en la cara externa del pie. Ya que esta es la primera parte de apoyo del pie, pero si este desgaste es en la cara interna igual hay una mala pisada y debemos acudir al podólogo. Este tipo de pisada produce lesiones o dolor de rodillas. Es bueno que si notamos alguna alteración en la forma de pisar del pequeño acudamos a un especialista. Si el niño tiene los 6 o 7 años y sigue teniendo los pies planos puede que necesite ayudarse de unas plantillas especiales que ayuden a los huesos del pie a crecer en una buena posición. Después solo queda esperar: los pies planos, así, se acaban corrigiendo.

Los más importante es mantener una correcta higiene y una buena salud podal en los pies de los más pequeños de la casa, y usar siempre zapatos infantiles de calidad. Esto te va a asegurar unos piececitos felices!

 

 

Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *