Consejos

Playa y piscina con seguridad

Piscinas peligros

La playa  y la piscina son lugares es un lugar lleno de cosas que llaman la atención de nuestros peques: agua,  saltos, arena, jugar sin prisa con otros niños. Para ellos todo es divertidísimo pero para nosotros puede suponer un «pelín» de estrés o no? Recordemos que las actividades de playa y piscina pueden ser el escenario perfecto para algunos riesgos. Por eso es importante tener en cuenta lo que te contamos a continuación.

  • Mejor visitar piscinas y playas seguras y enseñar a tu peque a cumplir las normas de seguridad.  Elige una piscina con socorrista. Y si es una piscina no dejar bajo ningún concepto a los niños sin supervisión. En la playa es importante que conozca las banderas, sus colores y qué significa cada una. Usa alguno de los sistema de flotación seguros que hay en el mercado, ayudarán a tu peque a mantenerse a flote y disfrutar del chapuzón. También nos aseguramos que los niveles químicos del agua son los correctos y evitar así riegos.
  • Protegerlo del sol. La piel infantil es muy delicada y las quemaduras solares de hoy pueden tener efectos más delante. Siempre se debe utilizar un factor de protección alto o ropa de protección. Si usas cremas solares reponla cada hora y media o dos horas y cuando salga del agua, aunque la mejor indicación es permanecer a la sombra.  Recuerda que el sol de las horas centrales del día es el más perjudicial, así que es mejor evitarlo. A este tip súmale que debemos mantenerlos siempre hidratados. Con la calor del verano se pierde mucha agua y es fundamental reponer estos líquidos.
  • Evitar que los peques se tiren de cabeza o den saltos bruscos en la piscina o en la playa. En un principio la arena puede parecer algo mullido pero no es otra cosa que suelo y una mala caída puede ser peligrosa. En la piscina enséñales a no correr cerca de las zonas húmedas para evitar resbalones. El uso de zapatillas de goma o cangrejeras nos da tranquilad en este aspecto. Mira nuestros modelos disponibles.
  • En lugares con aglomeración de personas usar una pulsera identificativa con su nombre y tu teléfono os puede sacar de un apuro. Es muy normal que nos peques se despisten en la playa. Por eso es fundamental pactar con ellos unas indicaciones claras en caso que se vean perdidos. Hacerles conocer la posición de los socorristas para pedirles ayuda y por supuesto indicarles que si están perdidos no se alejen ni sigan andando  y por supuesto que en este momento no se metan en el mar.
  • Picaduras un habitual del verano. Mosquitos, hormigas, avispas, arañas o medusas. En verano todo botiquín anti picaduras es poco! Si no sabes como actuar lo mejor es que acudas a un profesional para que revise la picadura y la trae como corresponda.

Disfruta de tu verano junto a tus peques, y aprovecha para pasar tiempo de calidad con ellos.

 

 

Posts Relacionados